PUBLICACIONES
PUBLICACIONES
Artículos Publicados

Aprobar un código procesal ( 2014-04-11 )

DIARIO EL UNIVERSO
Miguel Macías Carmigniani 

Es necesario que se apruebe lo antes posible un Código Orgánico General del Proceso que agilite los trámites y que sancione a los abogados y a los jueces que entorpecen los mismos, como es el caso de los que injustificadamente no asisten a una audiencia debidamente convocada o de los que la abandonan injustificadamente. Hay una inaceptable lentitud en el despacho de los procesos, salvo honrosas excepciones.

Conozco un caso en el que pese a haber solicitado más de 12 veces que se dicte sentencia en una causa, todavía no se lo hace a pesar de haber transcurrido varios años de la fecha prevista para ello.

Estoy de acuerdo en que se redacte un código procesal integral en el que se promueva la oralidad en el sistema procesal, donde las audiencias deben ser orales al igual que las alegaciones y argumentos de las partes, audiencia en la que se presenten las pruebas pertinentes; que se sancione la falta de despacho oportuno de los procesos y a los abogados que no actúan con una buena fe procesal, como aquellos que impiden o dificultan el ejercicio de un derecho; que la información de las causas sometidas a la justicia sea pública, salvo cuando se trata de asuntos excepcionales, en los que sea necesario proteger la integridad de las partes; que se separen las funciones jurisdiccionales de las administrativas y que estas últimas estén sujetas a control judicial.

Sin embargo, no estoy de acuerdo con que en dicho cuerpo legal se incluya el ámbito penal, pues considero que esa materia debe tratarse de una manera independiente, sin perjuicio de que también se promueva la oralidad en los procesos penales.

Estoy de acuerdo en la irretroactividad de la ley procesal; que se faculte a los jueces para solicitar pruebas, cuando así lo estimen conveniente, y que se incluyan mecanismos alternativos de resolución de conflictos, como el arbitraje y la mediación.

El otorgamiento de la procuración judicial no debe requerir de mayores formalidades, pero el abandono injustificado del abogado en un proceso debe ser sancionado. No es conveniente que el juez pueda limitar el tiempo del uso de la palabra de las partes intervinientes en un proceso; salvo en el caso de un uso abusivo del tiempo. La justicia tarda pero llega, dice un refrán popular, pero esa no es la justicia que requerimos


<< Regresar
2013 ESTUDIO JURÍDICO MACÍAS HURTADO Y MACÍAS
DESARROLLADO POR