PUBLICACIONES
PUBLICACIONES
Artículos Publicados

Código Laboral ( 2014-06-18 )

DIARIO EL UNIVERSO

Miguel Macías Carmigniani

Opino sobre la redacción de cinco de los artículos del proyecto del Código Orgánico de Relaciones Laborales que más preocupación me causan:

Artículo 18, literal f, establece que el empleador, sus representantes y los accionistas de una empresa son solidariamente responsables en sus relaciones laborales frente al trabajador; me parece una barbaridad, no cabe mezclar al accionista de una empresa con su administrador, si este se mantiene, al accionista de una empresa “X” que tiene cientos de trabajadores, cualquiera de ellos pudiera demandarlo y solicitar embargo de sus bienes o la retención de su dinero, en caso de que su gerente haya incumplido obligaciones laborales. Artículo 26, establece que los directores de una compañía pueden ser considerados también representantes del patrono, con la responsabilidad laboral que esto implica; me parece un error, pues los directores, salvo casos excepcionales, no son administradores, ellos son asesores o consultores de decisiones importantes en la empresa, quienes la administran son sus gerentes. Artículo 66, se confunde la calidad de accionista con la de empleado de empresa; craso error, el accionista invierte un capital con el riesgo de ganar o perder, el trabajador destina horas de trabajo a una empresa para ser remunerado por sus servicios, hay una gran diferencia entre pagar utilidades a un trabajador, y convertirlo en accionista de la compañía; no cabe emitir acciones sobre un capital social ya suscrito y pagado, sin que medie un aumento de capital. Artículo 277, establece la contratación colectiva con los sindicatos por ramas de actividad; me parece nefasto, ya que las empresas tienen diferentes realidades, patrimonios...; los contratos colectivos que los trabajadores de una empresa han celebrado con sus patronos, no pueden ser desconocidos por una negociación colectiva o por una rama de la actividad gremial.

Y artículo 504, establece el derecho a la huelga solidaria por ramas de actividad profesional; no cabe que los trabajadores de una empresa paralicen sus actividades en solidaridad con otros, por la falta de cumplimiento de obligaciones patronales de quien no es su empleador.

Estado, trabajadores y empresarios deben participar en la redacción de un nuevo Código Laboral, que permita crear trabajo, impulse el empleo (no subempleo ni desempleo), perdure y sea justo para empleadores y trabajadores.


<< Regresar
2013 ESTUDIO JURÍDICO MACÍAS HURTADO Y MACÍAS
DESARROLLADO POR