PUBLICACIONES
PUBLICACIONES
Artículos Publicados

Arbitrajes internacionales ( 2013-08-06 )

DIARIO EL UNIVERSO
Miguel Macias Carmigniani

Me parece un error crear centros de arbitraje regionales para resolver controversias entre los estados y las transnacionales.

Si con la ausencia de los centros de arbitraje regionales que se quieren crear, la inversión extranjera en los países que conforman la ALBA es mínima, no aspiremos a atraer mayor inversión extranjera si no aceptamos que las divergencias con los inversionistas extranjeros sean dilucidadas ante tribunales internacionales, y bajo las reglas de organizaciones del prestigio de la Comisión Interamericana de Arbitraje Comercial –CIAC, de la cual somos árbitros varios abogados ecuatorianos–, Cámara de Comercio Internacional y de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Las disputas comerciales entre un país y un inversionista extranjero deben ser resueltas por tribunales internacionales imparciales y no por la administración de justicia de ese país.

El arbitraje debe estar desconectado del país de las partes o de donde surtieron los efectos del contrato.

El árbitro no es el abogado que va a defender una tesis en un proceso, para ello hay que contratar a un buen abogado que defienda los intereses de su cliente.

La denuncia de tratados bilaterales de inversión con diversos países alejará a los inversionistas extranjeros.

En esos tratados se establece que en caso de divergencias, estas deberán ser resueltas por tribunales arbitrales internacionales.

Lo menos que puede exigir un inversionista extranjero que tiene divergencias con el Estado es que estas sean resueltas por jueces imparciales, probos y especializados; lo cual lamentablemente en muchos países latinoamericanos no es fácil de obtener.

Nuestra Constitución reconoce al arbitraje como un mecanismo alternativo de solución de conflictos, por lo que la opinión de que estos atentan contra nuestra soberanía no tiene fundamento.


<< Regresar
2013 ESTUDIO JURÍDICO MACÍAS HURTADO Y MACÍAS
DESARROLLADO POR