PUBLICACIONES
PUBLICACIONES
Artículos Publicados

Copropietario moroso ( 2019-02-16 )

Los copropietarios de un inmueble tienen la obligación de conservar sus bienes comunes para poder usarlos y gozarlos, cual es el caso del terreno, las estructuras, los muros, el techo, las instalaciones de servicios, los patios, puertas, escaleras, ascensores, etc. El derecho de cada copropietario sobre el valor de los bienes comunes es proporcional al valor del piso, departamento o local de su dominio.

La ley establece que cada copropietario debe contribuir a las expensas necesarias a la administración, conservación y reparación de los bienes comunes, así como al pago de la prima de seguro correspondiente, en proporción al valor de su piso, departamento o local. Solo los dueños del piso bajo y los del subsuelo de un edificio quedan exceptuados de contribuir al mantenimiento y reparación de escaleras y ascensores.

El administrador de un condominio está facultado para imponer sanciones y multas a los copropietarios infractores que causen daños a la propiedad horizontal, y para ordenar la cesación de los actos prohibidos por la ley y por su reglamento interno, como lo son: hacer aumentos de edificación, modificar la fachada del condominio u obras que signifiquen modificaciones de la estructura existente.

En el Reglamento de la Ley de Propiedad Horizontal se establecen los derechos y obligaciones recíprocos de los copropietarios, quienes pueden constituir una sociedad que tenga a su cargo la administración del bien y dictar el correspondiente reglamento interno del condominio, que debe ser aprobado con el voto de por lo menos las dos terceras partes de los copropietarios, el cual contendrá las normas sobre administración y conservación de los bienes comunes, facultades del administrador, distribución de las cuotas de administración entre los copropietarios, y todo lo que converge a sus intereses.

La liquidación por expensas que emite el administrador, una vez aprobada en la asamblea general de copropietarios, tendrá el carácter de título ejecutivo, como es el caso de los pagarés, letras de cambio y cierto tipo de facturas.

Conocemos pocos casos en los que el administrador de un condominio ha demandado el pago de expensas a copropietarios morosos, por el costo y el tiempo que ello implica, lo cual perjudica a quienes sí pagan a tiempo; y ocasiona deterioro en las instalaciones por falta de mantenimiento.

El administrador puede demandar al copropietario moroso, con las consecuencias que ello implica, juicio que puede terminar con el remate del inmueble del moroso. (O)

Miguel Macías Carmigniani,

Abogado. Guayaquil


<< Regresar
2013 ESTUDIO JURÍDICO MACÍAS HURTADO Y MACÍAS
DESARROLLADO POR